LOS CHICOS DEL CORO

Los chicos del coro es una película dirigida por Christophe Barratier y estrenada en España en diciembre de 2004.

La secuencia inicial nos presenta a Pierre Morhange, prestigioso director de orquesta,  al que acaban de darle la noticia de que su madre ha fallecido. A pesar del dolor y las lagrimas decide realizar la actuación que tenía prevista en Nueva York.

Ya en Francia, tras el entierro, recibe la visita de Pepinot, a quien recuerda del Correccional de nombre “El fondo del estanque”.

Pepinot le enseña el diario que años atrás llevaba Clement Mathieu. A partir del mismo diario, ambos van a recordar los acontecimientos que dieron un sentido a sus vidas y como la actitud y los valores de Mathieu posibilitaron lo que había ocurrido hacía ya 50 años.

En 1949 Clement Mathieu, profesor de música en paro entra a trabajar como vigilante en un reformatorio masculino de menores. El final de esa década fue un periodo crítico y traumático: poco antes había finalizado la II Guerra Mundial, los padres tenían preocupaciones y prioridades que consideran más importantes que la educación de sus hijos. Muchos de los niños son huérfanos o de familias sin recursos para atenderles.

El sistema educativo del correccional es represivo y carente de toda humanidad. Los métodos violentos basados en el castigo propuestos por el director de la institución quedan en evidencia frente al método educativo basado en el dialogo propuesto por Mathieu.

Descubre que una manera de acercarse a los niños y hacer más llevadera la estancia de los mismos es a través de la música y decide crear una Coral.

PREVISIONADO

Son muchas las temáticas que se pueden abordar desde la PELICULA. Podríamos hablar de LA INFANCIA, LA JUSTICIA, LA VIOLENCIA, LA DELINCUENCIA y un largo etc., que nos propone Barratier.

Para lo que nos interesa vamos a dar algunas “pinceladas” a tres conceptos que recoge la película y que marcan el destino de los protagonistas de la misma: EDUCACIÓN, AUTORIDAD y DESAMPARO.

La EDUCACIÓN tiene un papel esencial tanto en la familia como en las instituciones escolares. Se basa en la propuesta de ideales que cumplen una función reguladora, facilitando así la convivencia. Se educa para que el niño incorpore conocimientos de la cultura (música, historia, matemáticas, etc.,) tanto como valores e ideales. Mathieu no solo enseña música, fundamentalmente educa para la vida.

La AUTORIDAD es otro de esos conceptos que concitan mas diversidad en las opiniones, y con el que resulta difícil llegar a acuerdos.

En las relaciones Padres-Hijos, Profesor-Alumno, hay siempre una NECESARIA ASIMETRÍA. En esta asimetría, a los adultos les toca ejercer una función: la de AUTORIDAD. Cuando el adulto no está, o no es reconocido por los hijos o alumnos -en ocasiones- se producen efectos no deseados.

En el Film, aparecen dos tipos de autoridad. La AUTORIDAD que ejerce el director del correccional, está basada en el miedo, la violencia, los alumnos la temen pero no la aceptan. En cambio la AUTORIDAD de Mathieu es reconocida y respetada.

EL DESAMPARO. El diccionario define el desamparo como “la acción y el efecto de abandonar, dejar sin amparo ni favor a alguien que lo pide o necesita”.

Una persona sufre DESAMPARO cuando le faltan recursos materiales para subsistir (la comida, el techo, la salud, la seguridad, etc.,)

Pero el DESAMPARO tiene también que ver con la falta de recursos simbólicos. La Educación a diferencia de la instrucción tiene como función primordial el “suministro de esos recursos simbólicos” (contenidos culturales, ideales y valores).

Los recursos simbólicos nos permiten hacernos preguntas; darnos respuestas que conllevan otras preguntas; nos permiten reflexionar; construir un relato que de cuenta de lo que somos, lo que nos hace disfrutar y lo que nos hace sufrir. Los recursos simbólicos nos permiten averiguar “qué es lo que queremos”.

La coherencia del profesor con sus ideales y valores ; tener en el horizonte la ilusión de un proyecto como es la puesta en marcha del COROles permite COMBATIR EL SINSENTIDO: de las normas del director del correccional y de las consecuencias de la guerra. Hoy, junio de 2020, estas premisas siguen siendo válidas para combatir el sinsentido de la pandemia: HOY NECESITAMOS UN “CORO”PARA SUPERAR ESTA SITUACIÓN; CADA UNO CON SU VOZ, PERO TRABAJANDO EN EQUIPO.

Todos somos vulnerables adultos y chicos. Los adultos en el correccional, por la necesidad que tienen de trabajar, se someten a las humillaciones del director. Los chicos son aún más vulnerables.

Mathieu trata de instaurar un vínculo; un lazo social en el que necesariamente se de la asimetría. Asume la responsabilidad. Él tiene la posibilidad de motivar a los chicos, y además tiene los conocimientos de música suficientes como para transmitir lo que necesitan sus alumnos. El no tira la toalla, apuesta por los chicos. Sabe que las conductas y expresiones de los alumnos son ensayos de identidades, un intento de responder a la pregunta acerca de “¿quién soy?” pero sabe que son solo ensayos, y que puede apostar por ellos.

Desde el principio Mathieu pasa de ser un vigilante a convertirse en profesor-padre, respetado por sus alumnos.

Pepinot pasa de ser un niño imposibilitado, a tener asignado un lugar como asistente del director del coro; también lo defiende del otro que le hace bullying.

Mathieu descubre el talento de Pierre Morhange, que pasa de ser un candidato a “delincuente y carne de cañón” a descubrir su pasión por la música. De tener un futuro incierto a ser un prestigioso director de orquesta.

Christophe Barratier, director de la película, nos traslada un mensaje esperanzador: las personas merecemos una segunda oportunidad. Al mismo tiempo nos muestra a través del CORO la importancia del valor de la superación personal y la del trabajo en equipo.

El mismo Barratier nos dice: “esto es lo que más me gusta del cine, y lo que tienen en común mis películas preferidas: ¿cómo puede contribuir un individuo a mejorar el mundo? Sé que el cine no puede cambiar las cosas, pero puede despertar las ganas de intentarlo.”

La elección que hace el director de la película, del vals Op. 316 de Johann Strauss, que se oye al principio de la misma, resulta ser muy significativo pues define a Pierre Morhange.

Se titula “VIDA DE ARTISTA”:

En vez de “carne de cañón… Vida de artista”.         

De la película caben destacar como valores LA TOLERANCIA, LA COOPERACION, LA AMISTAD, LA ESPERANZA, EL RESPETO O LA CONFIANZA.

La película la podéis encontrar en Movistar, Filmin o Hbo.

POSTVISIONADO

¿Sabes lo que es un correccional? ¿Qué te sugiere el nombre “Fondo del estanque”?

Qué te parece el método disciplinario del internado: El principio acción-reacción.

¿Cómo son los niños de la película? ¿Qué les hace ser así?

¿Qué personaje te ha gustado más?

¿Recuerdas algún maestro o maestra que te propusiera algo como en la película? ¿Cómo era ese profesor?

Vals “Vida de Artista” de Johann Strauss

Canciones con letras en español de los chicos del coro