UN CUENTO CHINO

Un “Cuento Chino” es una película Hispano-Argentina del año 2011. Es una comedia/dramática dirigida por Sebastian Borensztein.

“No me vengas con cuentos chinos”, decía mi madre, y lo que quería decir es que no fuera con mentiras, porque la historia que me cuentas es poco creíble. 

Descubrí que para mi madre un “cuento chino” era una mentira disfrazada. Para el diccionario es una “mentira disfrazada de artificios. Una mentira disimulada, ingeniosa. En definitiva un cuento chino es un relato falso o increíble.

La película nos relata la historia de Roberto y Jon. 

Como hemos señalado un cuento chino, en el lenguaje de la calle, es una mentira, UNA HISTORIA INCREÍBLE. 

En la película, Jon un chino que está en un barco en compañía de su novia, contradice el significado de lo que es un cuento chino y el cuento se hace realidad

Una vaca -que como todos sabemos no tiene alas- cae del cielo y trunca la vida de Jon.

Roberto es un hombre marcado por un duro revés que paralizó su vida y desde entonces vive aislado frente al mundo y en completa soledad. Triste, solitario, gruñón… se pasa la vida entre su casa y la ferretería qué está frente a la misma. PASA LA VIDA ENTRE CUATRO PAREDES, vive obsesionado por los detalles, acumulando recuerdos y  “trastos viejos” que forman parte de una vida, de la que no se puede desprender. No tiene familia y los pocos amigos qué le quedan, Roberto los trata de forma distante. 

LO QUIERE CONTROLAR TODO. 

La actitud de Roberto nos recuerda, que hay personas que ocultan algo doloroso de su pasado, y eso las lleva a esconderse de la vida.

El azar propicia el encuentro de Roberto y Jun. Son dos personajes muy parecidos; están aislados, sin familia y separados del amor. 

Jun en un país (Argentina), que no conoce. Y además no habla absolutamente nada de español. Roberto, sin embargo, se esconde de la vida. Los dos personajes son, aunque parecidos, también diferentes. 

Roberto es un hombre que lo ha perdido todo, qué ha perdido la esperanza de vivir … La alegría; y que se encuentra con Jun que también lo ha perdido todo. 

Como dice Pilar Alberdi en una reseña sobre la película: “Esta historia nos permite comprender que nada es porque sí. Que el carácter que tenemos es fruto de la vida que vivimos; y sobre todo, de la forma que nos situamos y enfrentamos, a los sucesos del mundo cotidiano que nos ha tocado en suerte. Dos personas ante una misma situación no reaccionan de la misma manera. Y donde unos anticipan un problema, otros ven una oportunidad”.

Lo increíble de la película, es que ésta, pese a ser un “cuento chino” está basado en una historia real: La vida nos demuestra, que la realidad muchas veces supera la ficción.  

Lo que les pasa a Roberto y a Jun es… un CUENTO CHINO.

En la vida no existe la certeza absoluta. La seguridad, no la tenemos toda. Siempre hay algo del orden del azar. Algo que no podemos controlar, algo que se nos escapa y eso, lejos de producirnos desasosiego, nos tendría que llevar a una mayor tranquilidad.  

No lo podemos manejar todo, no todo lo podemos controlar

Un cuento para reflexionar

La película nos traslada un mensaje: la necesidad de la comunicación, de la tolerancia, de ser solidarios y abiertos con la gente que nos rodea. 

Al contrario de lo que piensa Roberto, la vida no está dominada por el absurdo. Como dice Jun: “Todo tiene un sentido”.

A nuestros dos protagonistas, los reunió una vaca, y esto aunque resulte difícil de aceptar, contiene las respuestas sobre la actualidad de sus vidas. 

Un cuento chino es una película qué habla de personas y no de cosas … Habla de valores como el amor y la amistad … Nos habla de sentimientos como la soledad y el miedo … Pero sobre todo es una película que nos habla de la esperanza. Siempre -nos dice- hay esperanza si tenemos el valor para vivir.

Cuando estos días atrás volví a ver la película, recordé una frase del escritor Eduardo Galeano en la que expresa un deseo: “Ojalá podamos tener el coraje de estar solos y la valentía de arriesgarnos a estar juntos”.

Una enseñanza de “Un cuento chino” nos indica que: NOS ESTAMOS AYUDANDO A NOSOTROS MISMOS, MIENTRAS ECHAMOS UNA MANO A LOS DEMAS.

TRAILER OFICIAL DE “UN CUENTO CHINO”

ENLACE DONDE PROVISIONALMENTE SE PUEDE VER LA PELÍCULA ENTERA

POSTVISIONADO

¿Qué es un cuento chino?

¿Podríais inventaros un cuento chino corto para contarlo a tu familia o amigos?

¿De las cosas que están ocurriendo con la Pandemia cual de ellas podría tener el calificativo de CUENTO CHINO?

¿Cuáles son las principales dificultades entre Jun y Roberto? ¿Cómo se comunican?

¿Qué papel juega Mari en la relación entre Roberto y Jun?

¿En qué momentos de la película salen aviones?

LAS PERDIDAS

La película nos señala que las veces que “sale” Roberto se produce una perdida importante en su vida:

– Cuando nació murió su madre.

– Cuando se fue al ejercito murió su padre 

LOS RITUALES PARA NEGAR LAS PERDIDAS

En la repetición de las rutinas Roberto para el tiempo y entonces:

– Su padre puede seguir leyendo noticias sin sentido.

– Y su madre coleccionando objetos.

LA VACA y EL AVIÓN

La vaca sería ese “objeto” que, según las circunstancias cambia la vida de Jun o de Roberto. 

La vaca de Jun separa y la vaca de Roberto une

De un avión cae una vaca. 

De un taxi cae Jun (Roberto está viendo los aviones)

De un avión, en la guerra de las Malvinas, caen paracaidistas ingleses. 

EMPIEZA EL CAMBIO

Consigue un contenedor para ir tirando las cosas que están en el patio. En ese momento se empieza a descongelar el tiempo. 

JUN Y MARI

Roberto cambia, porque ya había entrado en esa dinámica cuando trae el contenedor. Hay dos momentos clave para que se produzca un cambio sustancial: 

Cuando Mari, habla con el corazón y le dice: “Por eso tampoco me das chance a mí. Y eso que yo si hablo español. Yo te quiero, Roberto. Es así de simple. Es cierto que casi no te conozco. Pero apenas te vi sentí que te conocía de toda la vida. Tal vez sea porque hay dos cosas que enseguida noto en la gente, la nobleza y el dolor y vos tenés ambas” 

Un segundo momento es cuando Jun le salva la vida cuando le están dando la paliza.

Jun y Mari, cuando actúan, cuando expresan su deseo y se arriesgan producen un “terremoto” en Roberto.

LAS NUEVA VIDAS

Ambos comienzan una nueva vida, uno desde el absurdo de un destino; y el otro desde el absurdo de sus miedos. 

ES IMPORTANTE QUE TENGAMOS CLARO…QUE LA PANDEMIA NO ES UN “CUENTO CHINO”